Este post no pretende dar lecciones a nadie. Este post no quiere provocar polémicas.  Me gustaría que ayudase al dialogo y a la reflexión de aquellas y aquellos que practicamos el Surf, que vivimos su cultura, de aquellos que formamos parte de su pequeño mundo y que vivimos también dentro del otro, del mundo que compartimos con todos los demás, los no surfers.

Atravesamos momentos intensos, de crisis económica occidental y toma de conciencia ciudadana. De movimientos sociales que exigen cambios. Las estructuras basadas en el sistema neoliberal capitalista que premia el consumo, la manipulación informativa, el recorte de libertades ciudadanas, la explotación salvaje de países sin desarrollar, el agotamiento y rapiña de los recursos naturales, la venta de armas para guerras beneficiosas, el abuso de la mano de obra infantil y la vulneración de todos sus derechos, el imperio mundial de las macro empresas y bancos, el imperio del miedo, la mentira y la resignación, del sálvese quien pueda, la mafia de la industria alimenticia y farmacéutica, las energías finitas y peligrosas pero rentables, la desigualdad, etc., sostienen una realidad al borde del colapso.

Nuevas maneras de comunicación a través de internet permiten el intercambio de información rápida y a veces confusa. Estamos acostumbrados a formarnos una opinión de lo que sucede. A opinar, sin más. A la pasividad y el conformismo, a la resignación colectiva, al cinismo, a manifestarnos simplemente con un click y continuar.

El Surf es visto por muchos como una escapada hacia el deslizamiento que nos aparta temporalmente de esa crudeza y mediocridad que acontece en el planeta. Esa postura es respetable y comprensible. Después de estudiar muchas horas en busca de un titulo que pueda permitirte trabajar, de trabajar duro para una empresa cuyo sueldo te permite surfear, de vivir sin trabajo arañando a la vida momentos de relax con las olas, es difícil querer mezclar lo que aporta el surf de rincón sereno con la coyuntura espinosa de la realidad mundial.

Pero yo creo que se puede, y se debe. Y que convierte nuestra opción surfera en más madura, más completa, más real. No solo en evasión. Ser conscientes de que ese vistoso traje de baño de marca, esa camiseta con un look alternativo, ese video grabado en lugares exóticos, ese campeonato celebrado en un país convulso, esos sponsors que patrocinan nuestro deporte, esos anuncios que venden un producto con nuestra imagen, están llenos de contradicciones con el espíritu del Surf que tanto amamos. El lado oscuro. Conocerlo no hará que dejemos de disfrutar de la energía de las olas. Quizá enriquezca aun más esa experiencia y nos involucre en proyectos de defensa del medioambiente, de nuestras costas, en contra de la explotación de mano de obra infantil, quizá nos ayude a ser mas consecuentes dentro de lo posible, cada uno de nosotros. Las grandes marcas del Surf ingresan millones de euros al año y no han sentido la crisis más que en algún millón menos en sus bolsillos. ¿Cuánto de sus beneficios emplean en labores sociales o reinvierten en el ecosistema, en educación o sanidad? Viven de nosotros, nos venden una imagen y una visión del surf que no es real y está basada en su interés económico. Son capaces de atrocidades humanas, ecológicas, hasta políticas, por ganar más dinero. En sus campañas de publicidad todo es belleza artificial y estimulo de nuestras frustraciones: viajar, surfear olas perfectas, ser bella, guapo, elegante, carismático, rico, feliz… La masificación de surfistas en los picos del mundo, surfistas sin más principios que el egoísmo superficial , les conviene. El boom del Surf actual es su éxito.

Pero el Surf no son ellos, somos todos nosotros, los que no necesitamos reconocernos como surfistas por un logotipo en la camiseta, unas playeras, una marca de tabla o de skate. También los que encontramos en la energía del océano, en la belleza natural del mar algo más. Los que nos sentimos privilegiados por fluir con las ondas, los que limpiamos nuestras almas y compartimos de cerca la verdad simple del orden natural. Más allá de avaricias, de especulaciones e intentos de enriquecimiento a toda costa. Si algún sector de consumidores está capacitado para ver las contradicciones de su mercado, ese es el nuestro. Porque somos delfines, porque la Pachamama nos bendice con su gracia en cada sesión y nosotros sabemos, sabemos que por encima del miedo a ser pobre, por  encima de las jerarquías, del consumo, existe un Surf solidario que desea ver el planeta en paz, más limpio, más equilibrado y más justo.

La alegría interior que nos transmite la pared de una ola, un amanecer en la playa, la entrada de una marejada, el viaje cósmico de un tubo, hace que no deseemos ser cómplices de la mentira y la explotación, de un mundo con surfistas locales de países pobres de segunda categoría y de surfistas occidentales que ni se inmutan con la desigualdad, cómplices de que se use el sagrado deslizamiento para alimentar las diferencias entre humanos, para convertirnos en obedientes consumidores sin conciencia, sino al contrario. El Surf y su mensaje son importantes para el mundo, tu eres el Surf, todos los somos. ¡Gracias y buenas olas!

Publicado por Alvaro Urkiza

Transeúnte, surfista, escritor

Participa en la conversación

35 comentarios

  1. Yo a todo esto añadiría el uso “irresponsable” que se ha hecho de internet por y para surfistas. Empezó la divulgación masiva del surf y su “imágen” por la red a cualquier lugar del mundo. No sólo las grandes marcas, sinó las “escuelas de surf” de tu pueblo. Sumándole páginas de previsiones, webcams a millares, surferos dándose autobombo en las redes sociales compartiendo sus fotos en el spot tal o cual y gente dando a conocer casi con cordenadas gps spots despoblados hasta al momento; pues así nos ha ido.
    Por fortuna hace algun tiempo que detecto más responsabilidad por parte de la comunidad surfera en la red; se intenta no revelar (en imágenes, nombres, o localizaciones) detalles de los spots, la gente ya no divulga reports ni pone playas de moda en los foros etc. Y eso me parece muy bien. Porque suficiente info. ya hay disponible y mataríamos parte del espíritu del surf que consiste en buscar.
    Siempre he creído que el surf nada tiene que ver con sus clichés. El surf está lleno de surfistas bajitos, gordos, calvos, de días fríos, de frustraciones, de remadas, de wipe outs, y de gente que va a la playa en un Renault Clio y no en superfurgomolona. Se surfea en Hawaii pero también en Noruega. Las marcas sólo lo ha idealizado todo para venderlo bonito.
    En fín que me alegro que la gente vaya viéndole las orejas al lobo y que se empiece a vivir esto más interiormente y menos para fliparse o que nos flipen.

    1. Totalmente de acuerdo. Su gran mentira, la de los avariciosos que nos venden lavadoras, tablas de surf o coches sin importarles nada mas que su mezquino enriquecimiento economico, explotando recursos naturales y mano de obra, disfrazándose de sonrientes anuncios que nos impulsan a desear su producto, solo funciona si nos dejamos. Salud y consciencia!

  2. Es fácil escribir este tipo de artículos y apoyarlos pero a la hora de la verdad muchos recibimos dinero de esos grupos de inversión que ponen la publicidad en nuestras webs o pagan por publicidad en las revistas que pagan por artículos, editoriales, campañas de comunicación, etc… a muchos de los referentes del mundo y la cultura surfera.

    Es muy dificil ser coherente en estos tiempos de hambre y miseria donde se prima el individualismo y la competición. Yo el primero. Ojalá fuese todo más sencillo pero nadie aporta soluciones ni da el primer paso.

    Algo tan sencillo como el compromiso de no volver a comprar NADA de NADA de ninguna marca de surf que no sea empresa familiar, local y que genere beneficios reales a la comunidad. Sería fácil hacerlo porque todos sabemos de que marcas hablamos, practicamente el 80% de las grandes.

    Quién se anima a comenzar a educar a la comunidad surfera en el respeto por las marcas pequeñas y auténticas?? Quién va a lanzar la primera piedra con los grandes??

    1. Apoyo TOTAL a las marcas artesanales, familiares y locales frente a las multinacionales. Yo no recibí en mi vida jamás un euro de ninguna marca surfera multinacional, tampoco lo quiero mientras no demuestren su vinculación Real al deporte, al medio ambiente, a la gente, a la educación y la solidaridad. Reconozco que es muy dificil, casi imposible, ser totalmente coherentes (el primero que no lo es, yo) pero creo que extender puntos de vista, abrir debates, ser criticos y sostener esas ideas en lo que buenamente se pueda ya es muchisimo mas que nada. Vamos poco a poco, y aunque les joda, somos imparables, la primera piedra esta lanzada, no engañan a nadie!!!

  3. Hola Alvaro, navegando por Internet, enlazando entradas de blogs acabo de descubrir esta entrada tuya de hace casi un año. Una de las ventajas de esta era digital que mencionas al principio, el acceso a contenidos tan interesantes como este con un par de clicks.

    Ha sido curioso haber llegado hasta aquí, justo hoy. Ayer hablaba con una amiga acerca del aniversario del desastre en la fábrica de textiles de Bangladesh y de las contradicciones que surgen a la vista de la “celebración” de esta fecha en el mundo de la moda. Marcas internacionales, de primera línea en cuanto a ventas, marca y facturación venden una imagen a sus clientes (que no nos cuesta creer) mientras en realidad explotan a cada vez más gente con condiciones más denigrantes.

    Estoy totalmente de acuerdo con tu planteamiento y me ha gustado mucho la manera en la que has estructurado el texto. Partiendo de una problemática global para terminar llamando a la acción de una manera más personalizada y local. Me he sentido muy identificado con muchas de las sensaciones que comentas y me ha gustado mucho leer que somos muchos “los que nos sentimos privilegiados por fluir con las ondas, los que limpiamos nuestras almas y compartimos de cerca la verdad simple del orden natural”.

    A seguir siendo críticos con lo que nos rodea y a ser cocherentes con esta filosofía. ¡Un saludo y mucho salitre!

  4. buen post tio, no es habitual leer surfing desde esta perspectiva…tan necesaria…de todo lo que he leido me falta esa parte de “la coherencia lleva implícito saber lidiar con las incoherencias(sobre todo las de cada uno)”, relaccionado con el “piensa global y actual local” y directamente relaccionado tb con “pon tu granito de arena y anima a que los que te rodean pongan el suyo, que al final muchos pocos pueden ir logrando un mucho”….me decanto por esta reflexión xq es habitual cuando uno o más ponen este mundo de vuelta y media con actitud crítica y siempre termina apareciendo quien exija al criticador máxima coherencia….con nuestra reflexión siempre vamos a llegar más lejos que con nuestras acciones pero es interesante ir asumiendo incoherencias para acercar más lo que hago a lo que pienso….saludos a tod@s y que la incoherencia no nos bloquee, sigamos criticando y en la medida de lo posible cambiando…buenas olas!

  5. Buenas tardes:
    Soy Chore, un no euskaldun.
    Podría escribir y escribir “defendiendo” a esos “grandes”, que no deberiais de olvidaros que un día tambien fueron “pequeños” o una empresa familiar como todos; contando lo que invierten en publicidad, como dice “Surf GZ.com”, para que todos sepais y veais (incluso en directo y gratis desde vuestro PC… ) quien es Kelly Slater, quien ha ganado la última prueba de la WSL o quien ha cogido la mayor locura en Nazaré; tambien podría contaros todo lo que invierte en I+D, para que todos esteis mas cómodos y calentitos en el agua, o tengais tablas mas ligeras y resistentes al mismo precio que hace 30 años (que costaba neopreno O´neill de gama alta o una tabla Rusty o un Morey Mach 7-7 hace 30 años Willy?), y luego otras “marcas” mas baratas lo copien y vosotras os quejeis del precio de la primera; o lo que invierten en “Surf Base” y en productos “ecologicos” (que luego no compra nadie por que son “caros”… )… incluso podría contaros lo mal que lo han pasado alguna de esas marcas con la crisis, cuanto han dejado de ganar, cuantas secciones han tenido que cerrar, comerciales y riders que han tenido que despedir o dejar de apoyar… pero es mas fácil vender “otro discurso”.
    Lo que os voy a contar es una verdad como un templo: esas empresas (las del Surf, y TODAS las demas… ) fabrican en Asia, por que así lo quiere el cliente final.
    No os equivoqueis, el cliente final es el que manda, y mientras solo queramos BARATO, BARATO y MAS BARATO, todas las empresas del mundo fabricarán en Asia, y los empleados de esas fabricas cobran lo que cobran GRACIAS a por SUS GOBIERNOS, que son los que negocian qué es lo que tienen que cobrar y en que condiciones tienen que trabajar.
    Quereis hacer algo al respecto?
    Intentar crear una marca, un producto, desde abajo, sin subvenciones (que es un “invento moderno”), que sea ecologico, que apoye el deporte base, que sea afin a vuestras “puristas” ideas sobre el Surf, que no contamine, que pague impuestos, que cree puestos de trabajo, y si lo conseguis (ganando dinero, que para eso son los trabajas y negocios, para ganar dinero), os felicitaré.
    Salud y buenas olas (por que lo demas me importa un huevo) a todos/as 😉

    Chore

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: